Gestión de procesos

ISO 9001:2015 – ¿Por qué la Gestión de Oportunidades no está enfocada?

Cartoon de um homem no topo de uma montanha olhando ao redor com uma luneta. Representando a busca por melhorias, um dos focos da gestão de oportunidades.
Imprimir artigo

Desafortunadamente, la Gestión de Oportunidades no siempre recibe la misma atención que la Gestión de Riesgos. Después de haber identificado los riesgos, sabemos de color que necesitamos decidir si vamos a prevenir, mitigar, transferir o aceptar. Pero cuando identificamos una oportunidad, no siempre está claro qué podemos hacer con ella. (sin contar que no siempre conseguimos identificarlas)

Así, sin pensar mucho, usted sabría decirme ¿qué caminos usted puede seguir para abordar una oportunidad?

Confieso que yo, para escribir este post, necesité recurrir a alguna investigación. He llegado a leer, incluso, el eBook de Monise sobre Cómo elaborar un proceso de Gestión de Riesgos desde cero En ella, se explica las mismas estrategias que voy a trabajar. Es obvio que va mucho más allá y habla sobre cómo estructurar el proceso. ¡Queda la sugerencia de lectura!

Pero, volviendo al tema central, hoy voy a hablar un poco sobre la importancia de hacer una buena Gestión de Oportunidades. Además, quiero dar algunas conjeturas sobre por qué no estamos tan atentos a las oportunidades a nuestro alrededor.

¿Por qué la Gestión de Oportunidades no recibe tanta atención?

Antes de explicar las estrategias (tema del próximo artículo), quería hablar un poco sobre ese “descuido” que tenemos con las oportunidades.

Lo que pasa es que tal vez sea mucho más fácil identificar los riesgos. A grueso, basta con mirar el proceso y preguntar: ¿qué puede salir mal aquí? Todo el mundo puede opinar y va a gustar hacerlo, ya que puede evitar problemas mayores en el futuro.

Ya cuando el asunto son oportunidades, la pregunta cambia un poco de figura, sería algo así como: ¿qué podemos mejorar aquí? En ese caso, no todo el mundo está preparado para opinar, después de todo esto puede generar cambios y, muchas veces, las personas son resistentes a los cambios.

Además, identificar riesgos tiene que ver, predominantemente, con mirarse a sí mismo. Usted analiza su contexto, su proceso, y busca los problemas que pueden suceder. Ya en las oportunidades, la mejora puede venir de fuera de la empresa. De factores externos de los cuales, no siempre, estamos a la par.

Por ejemplo, utilizamos la máquina x2000 en la línea de producción y procesa 2 mil unidades de producto al día. Y el mercado acaba de lanzar la máquina x3000, que procesa 4 mil unidades por día. Entonces, tenemos la oportunidad de doblar nuestra producción diaria.

Por qué enfocarse en las oportunidades

Sin embargo, si analizamos bien, entendemos que tanto riesgos como oportunidades son fundamentales y necesitan recibir la misma atención.

Piense conmigo, en el ejemplo que he dado, existe el riesgo de que una de las máquinas de la empresa se rompe, ¿verdad?

Si esto ocurre y la máquina se detiene un día, consecuentemente: menos 2 mil piezas de producción. ¡Y eso es igual al daño! Pero si aprovechamos la oportunidad de comprar una sola x3000, tenemos un margen de seguridad y atacamos también el riesgo de que una máquina se rompe, pues el nuevo modelo puede suplir la falta de ella si ocurre algún imprevisto.

Por lo tanto, estos dos aspectos (riesgos y oportunidades) se tratan conjuntamente en la ISO 9001, pues a menudo aprovechar una oportunidad puede eliminar un riesgo.

No deje la Gestión de Oportunidades al azar

En mi próximo artículo sobre este tema, voy a abordar las estrategias de forma más puntual. En la Gestión de Oportunidades (y de riesgos también), hablar sobre estrategias significa tomar una decisión clara sobre cómo vamos a manejar las cosas.

¿Sabe cuándo las cosas suceden sin que usted se dé cuenta, cuando la rutina y el día a día van a cuidar de todo? Es en esos momentos en que las oportunidades aparecen y suman en un abrir y cerrar de ojos. Entonces, así como para riesgos, la Gestión de Oportunidades tiene que ser sistémica, procesal, para garantizar que vamos a decidir entre las estrategias posibles:

  • Explorar (o perseguir)
  • Mejorar
  • Compartir
  • Aceptar

En el próximo artículo hablaré sobre cada una de ellas. Pero para finalizar el texto y reflexionar sobre el asunto planteado, cuenteme sobre:

¿Cuál fue la última oportunidad que ustedes aprovecharon en su empresa?

Autor

Comentarios

Posts Relacionados

Imagem de um foguete subindo aos céus simbolizando umas das estratégias para abordar oportunidades.
← Post mais recente
ISO 9001:2015 – Estrategias para abordar las oportunidades