Gestión de procesos

Sistemas de Producción

Imprimir artigo

Ya hablamos sobre PPCP (Planificación, Programación y Control de la Producción) y sobre Lean Manufacturing, y hoy hablaremos sobre Sistemas de Producción.

El sistema de producción está compuesto por un conjunto de actividades y operaciones involucradas en la producción de bienes o servicios que interactúan entre sí, cada cual, con su responsabilidad, y esa integración va a determinar el resultado del sistema como un todo.

¿Un sistema es visto como input? ¿Proceso de transformación? output, en donde inputs son las entradas en el proceso como materiales, informaciones, consumidores, empleados, instalaciones, que son necesarios y transformarlos en productos o servicios (outputs).

El sistema de producción interactúa con las otras funciones de la organización, siendo afectado por influencias del ambiente interno y externo. En el ambiente interno, es influenciado por las otras áreas funcionales de la empresa como marketing, finanzas, recursos humanos, que interactúan entre sí y reflejan en el resultado del sistema. En el ambiente externo la organización sufre influencias de factores relacionados con la economía, las políticas y regulaciones gubernamentales, la competencia, la tecnología, etc.

La relación del sistema de producción con los factores internos y externos es primordial para su funcionamiento.

TIPOS DE SISTEMAS DE PRODUCCIÓN

Es muy importante conocer el tipo de sistema con el que trabajamos para que podamos definir las estrategias adecuadas a ese tipo particular de proceso. En los sistemas de producción tenemos algunas características definidas para cada proceso, como se muestra a continuación:

– Producción continua: Presentan una producción continua o flujo en línea, en una secuencia única, pudiendo ser pura (producto único) o con diferenciación, caracterizada por las líneas de montaje.

– Producción intermitente: Producción realizada en lotes, pudiendo ser por encargo (productos únicos) o repetitiva (productos diferenciados).

– Producción para grandes proyectos: En donde el proyecto es un producto único, de alto costo.

Cada sistema posee sus particularidades, siendo diferenciado por las características que su producto o servicio presentan. Por ejemplo, sistemas que tienen un alto volumen de producción presentan una baja variedad de productos o servicios (empresas proveedoras de energía eléctrica, por ejemplo) y empresas con bajo volumen tienen una alta variedad (empresas de ingeniería). Es difícil hablar en grandes volúmenes y estar atentos a elementos minuciosos del proyecto. Al mismo tiempo, los bajos volúmenes caracterizan una atención mayor a los procesos, debido a la naturaleza del proyecto.

 

REFERÊNCIAS

MOREIRA, Daniel A. Administração da Produção e Operações. São Paulo: Pioneira, 5ª ed., 2000.

SLACK, Nigel. CHAMBERS, Stuart; JOHNSTON, Robert. Administração de Produção. São Paulo: Atlas, 2009.

Autor

Comentarios

Posts Relacionados

← Post mais recente
La diferencia entre la planificación estratégica, táctica y op...