Sistema de Gestión

ISO 9001: 2015 – Toma de Conciencia (Parte 1)

requisito-7-3-da-iso-90012015-conscientizacao-parte-1(3)
Imprimir artigo

Uno de los cambios más importantes en la ISO 9001: 2015 es la inclusión del ítem 7.3 Toma de Conciencia. Ello determina que las empresas tendrán que asegurar que cualquier persona que realice trabajos bajo control de la organización sea consciente del papel que desempeña en el SGC de las organizaciones.

Entonces, colaboradores, tercerizados, diaristas, pasantes, menores aprendices, CUALQUIER PERSONA que esté ligada a la Calidad de la empresa tiene que saber cuáles son las contribuciones que ella puede y debe dar para la conformidad de los productos y servicios.

¿Por qué esa toma de conciencia tiene que ser un trabajo muy bien hecho?

No es novedad que las personas deben ser concientizadas para la Calidad, ya hemos hablado que el gestor de la calidad es un evangelizador y principalmente que eso es importante para el establecimiento de una cultura, sin embargo, es un trabajo que debe tener frecuencia y constancia, y no siempre hemos invertido esfuerzo en esa actividad por mucho tiempo, y eso puede reflejar en una cultura de miedo, castigos y revueltas.

Napoleón Bonaparte, por ejemplo, fue un líder dictador y autoritario, pero siempre se certificó de que sus soldados supieran exactamente lo que deberían hacer y cuál es el objetivo de lo que iban a ejecutar.

Sus generales eran instruidos para explicar detalladamente los planes a los soldados y asegurarse de que habían entendido lo que tenían que hacer, pues Napoleón sabía que la falta de comprensión llevaría la mala ejecución de las órdenes.

En el SGC no es nada diferente, si su colaborador no está concientizado, es decir, no sabe cuál es su papel y cuál es la influencia que él ejerce al final del proceso, no tendrá un norte a seguir, un objetivo claro para alcanzar.

Imagine un colaborador responsable de atornillar las ruedas de los automóviles al final de la línea de ensamblaje si no comprende que su trabajo es lo que da soporte a todo el funcionamiento del coche y que por ejemplo olvidarse de colocar un tornillo en una rueda puede causar un grave accidente, tal vez él no dé a esa tarea la atención que realmente merece.

Si este ejemplo es un poco drástico para usted, vamos a volver un poco en la línea de ensamblaje, en la parte eléctrica, si un colaborador olvida de conectar un solo hilo, el automóvil puede no encender, las luces de cruce o los faros pueden no funcionar, los vidrios eléctricos pueden no bajar, es decir, el resultado final de todos los procesos será muy perjudicado.

Por lo tanto, es necesario que los empleados sepan exactamente el impacto que tiene sobre la calidad de la empresa, y eso implica no sólo las propias actividades, sino también el trabajo relacionado con la mejora continua. Si las personas no entienden cómo tratar una NC puede hacer que su trabajo sea mejor, no han sido conscientes completamente.

Tomar conciencia no es hacer un Taller con todo el mundo hablando de Calidad, Tomar conciencia es entregar informaciones dirigidas que usted sabe que van a interesar a las personas, que van a hacerlas prestar atención, como indicar al gestor de la producción el uso del Kanban para facilitar el control del producto el flujo de trabajo del equipo, por ejemplo.

Veo a muchos profesionales de la calidad reclamando que” nadie registra NC “, o” en la reunión de NC’s “nadie presta atención de lo que estoy hablando “,” ellos no analizan los indicadores”, “ellos no trabajan en las acciones correctivas, están todas atrasadas “, ¡y yo creo que eso es lo que acontece! Pero, ¿Será que esos colaboradores entendieron la gravedad que es no ejecutar una acción correctiva? ¿Cuál es el impacto de esto para la empresa? No es ni para la Calidad, departamento, ¡es para la empresa!

Este trabajo fallido ha llevado a la no comprensión de la Calidad, y dispersado a las personas de un trabajo que podría ser mucho mejor, por lo que, por más que no sea un trabajo de resultado inmediato, vale la pena repensar la forma en que hemos concientizado a las personas, después de todo, ¡concientizar es evangelizar a las personas para la Calidad! Si hasta Napoleón lo pudo alcanzar, ¿por qué no nosotros?

 

¡Lea todos los artículos del blog de la calidad en la norma ISO 9001: 2015!

Autor

Comentarios

Posts Relacionados

← Post mais recente
Dia mundial de la Calidad 2018: ¿Por qué hablar de Confianza?